Amor a distancia

Amar a distancia. Tal vez, soledad compartida. La trampa del anonimato para decir que somos felices junto a alguien que creemos amar de toda la vida. Un extraño que conoce los lunares de nuestra entrepierna. Pero no la caricia.

Y el amor como un animal que come herido delante de nosotros y se entrega a ese otro animal invisible. Para sanarse, o solo para morir. Sea como sea, el amor a distancia es una espera compartida. Un dormirse abrazado al cuerpo imaginando que es otro quien nos protege del frío. Así, hasta despertar. Así hasta que el calendario siga corriendo y nosotros envejezcamos en espera de ese abrazo. Que tal vez nunca llegue…

Carlos Picart

Uruguay


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

Últimas publicaciones de Facebook

Facebook Pagelike Widget

¡Escúchanos donde vayas!


Últimas publicaciones de instagram

Síguenos y deja tu Me gusta